Francisco Demergasso > Últimas Novedades > Casos Clínicos > CASOS Reconstrucciones Mandibulares

CASOS Reconstrucciones Mandibulares


La Mandíbula puede Reconstruirse  con cirugía cuando hay una pérdida provocada por un Traumatismo, resección de un Tumor, ausencia de parte de la mandíbula por Malformación Congénita (desde el nacimiento), pérdida por Reabsorción por osteoporosis o Necrosis ósea  en relación con un tratamiento oncológico por ejemplo radiación. Los mejores resultados se obtienen utilizando hueso del mismo paciente (se denomina hueso autólogo).

Esta carátula forma parte de una presentación en la Facultad de Odontología de Rosario.

Huesos de donde se pueden tomar los injertos o colgajos para reconstruir la mandíbula.

Los Injertos Óseos son fragmentos de hueso que no tienen vasos sanguíneos (avasculares). Pueden utilizarse para reconstruir segmentos pequeños de mandíbula y recuperan la nutrición sanguínea a partir de la mandíbula con la que tienen contacto.

Los Colgajos Óseos también son fragmentos de hueso con los que se puede reconstruir la mandíbula pero llevan su propia vascularización (arterias y venas) y pueden ser de mayor tamaño o longitud.

Cáncer de encía inferior que invade la mandíbula como se ve en la tomografía.

La flecha marca el hueso destruído por el tumor.

Aspecto de la nueva encía inferior reconstruída con piel (flecha).

También se ha reconstruído la mandíbula de lado izquierdo que se extirpó con el tumor. La flecha amarilla es la mandíbula lado derecho conservada y las flechas rojas marcan el hueso de la nueva mandíbula reconstruída. Se ven también las placas y tornillos de titanio con los que se fija el hueso.

Estas reconstrucciones se pueden hacer con colgajos que son segmentos de piel, músculo y hueso que se modelan para reconstruir.

CUANDO SE EXTIRPA UN SEGMENTO DE LA MANDIBULA SE PRODUCE UNA DESVIACION DEL MENTÓN CON DEFORMACIÓN DE LA CARA E IMPOSIBILIDAD DE MASTICAR O USAR PROTESIS DENTAL.

Reconstrucción Mandibular de lado derecho (tres segmentos marcados con flechas rojas) fijadas con placas de titanio a la mandíbula remanente (Flecha amarilla).

Se utilizó hueso del omóplato.

Ejemplo de Reconstrucción Mandibular en que se utilizó hueso de la pierna (peroné) con sus arteria y vena que se unieron a una arteria y vena del cuello del paciente utilizando técnicas de Microcirugía Vascular. El hueso se fijó con placas y tornillos de titanio.

CARCINOMA DE ENCÍA INFERIOR.

En la imagen anterior se está separando la lengua y se visualiza el Tumor que localiza en la encía inferior invadiendo el hueso.

Aspecto tres años después de la operación y lo que se ve es la encía inferior reconstruída con piel del hombro (PIEL). Está cubriendo la nueva encía reconstruída con hueso del omóplato.

Previo a la operación se ha dibujado un círculo de piel del hombro (se llama diseño previo del islote de piel ó cutáneo) con el que se va a reemplazar la mucosa bucal y de la encía. También está dibujado en punteado azul parte del omóplato ( llamado acromion y espina) con el que se va a reconstruir la mandíbula.

Radiografía donde se ve la mandíbula completa previo a la cirugía. En amarillo se marcó la parte que se va a extirpar porque está comprometida por tumor.

Es un paciente desdentado completo y tiene reabsorbido (adelgazado) el hueso mandibular. Esto se produce por la falta de dientes.

Radiografía del mismo paciente, 3 años  después de la reconstrucción de la mandíbula con el hueso del omóplato (flecha) llamado colgajo óseo y  que está fijado con alambres de acero de 0.5mm. Se ve que tiene mayor grosor que la mandíbula del lado sano que está reabsorbida por la falta de dientes y osteoporosis.

Al reconstruir el segmento de mandíbula que se sacó se evita que el mentón se desvíe hacia el lado operado deformando de manera importante el contorno facial.

En las imágenes anteriores se observa como está centrado el mentón y conservado  el contorno de la mandíbula reconsstruída. La asimetría es por la menor cantidad de grasa del lado operado.

Exteriorización hacia la piel de una placa de titanio con la que se reconstruyó una  mandíbula sin agregar  hueso. Esto no es buena indicación porque termina produciéndose la fractura de la placa o la exteriorización como en este caso. La placa apoya y comprime la piel hasta que la perfora por falta de vascularización (como las úlceras por decúbito).

Si el paciente ha recibido Radiación previa esta complicación  tiene mucha más posibilidad de producirse porque los tejidos tienen mala vascularización sanguínea.

LA  RECONSTRUCCION MÁS ADECUADA DE LA MANDÍBULA ES LA QUE UTILIZA HUESO DEL MISMO PACIENTE.

Tomografía tridimensional  preoperatoria de otro paciente donde se ve  la destrucción del borde superior de la mandíbula por la invasión de un Carcinoma de Encía inferior y piso de boca y que fue extirpada.

Radiografía después de la cirugía que muestra  el resultado de la  Reconstrucción de la Mandíbula con hueso del omóplato del mismo paciente (flechas amarillas). La fijación se hizo con alambre de acero de 0.5mm y aunque el resultado es excelente actualmente se utilizan placas de titanio.

Esquema de la mandíbula tomado de la historia clínica del mismo paciente donde se ve en rojo la zona extirpada y reconstruída.

Aspecto de la encía y piso de boca del mismo paciente reconstruído con piel de la región del hombro.

Carcinoma de Encía Inferior que no invade la mandíbula como se veía en la Radiografía.

Después de la operación extirpando el tumor y el borde  superior de la encía con Reconstrucción inmediata con Colgajo Cutáneo (Flecha).

En este caso no es necesario extirpar el segmento de la mandíbula porque el tumor no provoca una invasión importante. Sólo contacta con ella.

Se extirpa el margen superior (en amarillo)  CONSERVANDO LA CONTINUIDAD DEL ARCO MANDIBULAR (flechas rojas) con lo cual  no se produce desviación de la mandíbula.

Este procedimiento se denomina MANDIBULECTOMÍA MARGINAL Y EN GENERAL NO ES NECESARIO RECONSTRUIR LA MANDÍBULA CON HUESO.

  • ¡Compartilo con tus amig@s!